Claudia Lennear - Phew! (1973)


En sus curvas se perdieron algunos de los más ilustres del momento, pero Claudia Lennear además de la corista por excelencia del rock, dejó para la posteridad un disco que lleva todo el peso del adjetivo "setentero" y a un alto nivel.


Las coristas del rock pueden dar para mucho. Pero no hablo de las coristas que a lo largo de la historia del rock han utilizado este papel secundario como lanzadera para su propia carrera, lógico y respetable. No. Yo hablo de coristas por vocación, especialmente las que dedican su vida a estar en segunda línia, detrás del foco, un papel que no es nada fácil.

Claudia Lennear, que sobre su pista me puso mi amigo Tsi hace unos años, soportó todo el peso del adjetivo hasta sus últimas consecuencias, algo difícil de conseguir, pués no hay demasiadas coristas que hayan consagrado su vida al chorus, o que su carrera en solitario no haya tenido la repercusión que se esperaba, Táta Vega sería otro muy buen ejemplo.


A decir verdad es recordada por inspirar "Brown Sugar" de los Rolling Stones, y "Lady Grinning Soul" de David Bowie, y no es de extrañar, valga el sexismo en el rock, Claudia Lennear además de una voz portentosa y una gran artista, evidentemente, es muy guapa y sensual, incluso apareció en la revista 'cultural' Playboy, la belleza está ahí y a las fotos me remito (uff, que calor).

Pero vamos al tema: la música y los coros. La carrera de Claudia Lennear no se reduce a Musa del mainstream rock setentero, tampoco a contonear sus peligrosas curvas por las portadas, a priori como corista tiene trabajos importantes, primero junto a Ike & Tina Turner, también participó en el muy notable Rock On de Humple Pie, y en el The Concert For Bangladesh, por poner dos ejemplos más, Leon Russell y Joe Cocker, estuvo en algunos discos importantes, si, podéis tirar del hilo y sorprenderos aunque las todopoderosas plataformas de la información standard no cuenten demasiado de ella.

La propia Claudia Lennear declaró en su día que se sentía más cómoda dentro de un coro que en primera línea, aunque con semejante historial de apoyo a ciertos lumbreras y en el margen de pocos años, no es de extrañar que una major se fijara en ella para invertir unos cuantos billetes pués tenía todos los ingredientes para convertirse en la nueva diva del rock, o del soul, o pionera del funky, había donde elegir. Así que la Warner apostó fuerte por su primer y único disco en solitario "Phew!" editado en 1973.

"It’s a whole different feeling being in the spotlight instead of hidden in a chorus of nine people. I like it, but I’m just beginning to discover who the real Claudia Lennear is, myself"

Este notable LP es más que digno para tener en vinilo, uno de esos discos que hay que escuchar a dos caras puesto que para la ocasión se convocaron un buen elenco de músicos divididos en dos grupos, en la Cara A a las órdenes del productor Ian Samwell y donde destaca Ry Cooder a la guitarra, y por supuesto Jim Dickinson y Tommy McClure miembros de los Dixie Flyers, uno de los grupos de sesión más importantes de princpios de los 70 (otro buen hilo del que tirar). En la Cara B el director de orquesta es Allen Toussaint, el dueño y señor de la dirección musical, mucho más negra, funk y soul, y además de tocar el piano y ocuparse de los arreglos de metales, compuso todas las canciones, sin olvidar la banda que le acompaña, es de auténtico lujo, ni más ni menos que Jim Keltner, Spooner Oldham y Chuck Rainey, casi nada.


El disco abre con It ain't easy a lo rolling stone, con Ry Cooder explicando al respetable quien le enseñó la afinación en G a Mr.Riff Humano, y la srta.Lennear el porqué Mick Jagger se enamoró de ella en aquella intempestuosa gira del 69, canción de Ron Davis (unsung hero, otra buen hilo del que tirar) que también cierra la cara A del Ziggy Stardust de Bowie. Le sigue la bluesera Sign with the children, de nuevo el bottleneck de Cooder se luce, la banda perfecta. Sigue el medio tiempo Sister Angela, y la hardrockera Not at all le queda que ni pintado, como el delicioso country Casey Jones, muy versátil.

Pero si he de ser sincero, en la cara B Claudia Lennear desprende calor y te hace sudar de verdad, Claudia es funk, pura energía racial y soul, y Going down es suficiente para comprender que a esta diosa de marfil le iban más los ritmos negros. Le continúa la balada From a whisper to a scream, una de esas canciones que a Janis Joplin le hubiera gustado cantar, para desgañitarse, eso por no hablar de la fenomenal versión de Allen Toussaint, y que también versioneó notablemente Lee DorseyEverything I do gonna be funky, para mí la estrella del disco y mi preferida junto a la primera, entre riffs estupendos de wah-wah Claudia canta y se hace sentir en su salsa, también hay deep soul de muchos kilates en  What I'd do wrong desgarrador desamor, y la verdad es que no puedo imaginar que alguien pudiera haberle roto el corazón. Cierra el disco una versión reprise más instrumentada de Going down, tercera en mi lista de preferidas del disco, aquí Allen Toussaint lleva la sesión a su punto instrumental más alto.

En sus curvas se perdieron algunos de los más ilustres del momento, pero Claudia Lennear además de la corista por excelencia del rock, dejó para la posteridad un disco que lleva todo el peso del adjetivo "setentero" y a un alto nivel. Y es que Phew! pide a gritos una edición deluxe o legacy, las sesiones debieron ser de órdago. Lástima que a esta excelente cantante no le entusiasmó demasiado la farándula detrás del telón y prefierió tras este magnífico disco dejar las cosas correr, podría haber sido una de las grandes damas negras del rock a la altura de la mejor Tina Turner. Un voz portentosa, rock de alta calidad, soul y mucho funky. Una recomendación que no se os puede pasar por alto.



Publicar un comentario

7 Comentarios

  1. Reina entre las reinas. mala suerte no haber sido Tina Turner. Bien merecida su homenaje. un 10

    ResponderEliminar
  2. Amigo me alegra que recuerdes aquel post mio y que por ello esta mujer bella en todos los sentidos vuelva a resurgir en un post!Verla es algo increible a los ojos, pero escucharla lo es aun mas...
    Estoy muy , muy liado preparando la feria del disco de Malaga que empieza este viernes...Pero me escribo un post esta noche!
    A+

    ResponderEliminar
  3. ¡Ry Cooder, Toussaint, que nombres!.. Y que voz también.. Vale la comparación con Tina Turner en más de un sentido.. Muy buena amigo, un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Menuda pibita..., lo tenía todo. Excelente el vídeo y la session montada con Leon Russell. Me cojo mi copia del "Rock On" ahorita mismo, por lo menos para darme el gustazo de decir que tengo algo suyo.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
  5. Tremenda mujer, si señor, toda una pantera negra tanto musical como fisicamente hablando. No la conocia de nada, pero estoy disfrutando mucho con la biografia de la señora Lennear, que importancia tienen estos músicos tan desconocidos pero importantes a la vez, que seria de gran cantidad de canciones sin la presencia de estos "grandes secundarios". Publicare entre jueves y viernes por los turnos de trabajo y porque estos post requieren mucho esfuerzo para un servidor, un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Fea no es, desde luego. Me baila tanto nombre, la mitad ni me suenan. La música negra y yo no nos llevamos especialmente bien, aunque visto lo visto tendré que remediar "Everything I do gonna be funky" es genial, muy vacilona, me encanta.

    Abrazo Chals!

    ResponderEliminar
  7. Perdona no haber comentado antes, había leído tu texto el miércoles pero no había podido disfrutar de la música y no me parecia bien escribirte unas palabras sin haber escuchado a esta DIOSA en solitario.

    La foto con la que cierras tu 'post' me tiene loco, loquito!!....ummmmmm...

    Se nota en la música que suena más a rock'n'roll y funk 70's que su antigua jefa Turner. Su timbre de voz también me ha sorprendido porque le pega de la hostia con un registro más rasgado y sucio de lo que me esperaba, no sé, esperaba algo más en la línea 'limpia' de Merry Clayton y estoy que hecho chispas de lo que me gusta así. ¿Por qué cojones esta mujer no triunfó por todo lo grande?!?!?!

    El Funk de "Everything..." es demoledor, ¡qué feeling por diosss!! Ahora mismo me la estoy imaginando dedicándome este baile cadencioso encima de mí, ja,ja,ja. Ahora mismo voy a remediar lo de "Phew!"!!

    ResponderEliminar