Neko Case - The Worse Things Get, The Harder I Fight, The Harder I Fight, The More I Love (2013)


El difícil arte de reivindicar un disco que no es suficientemente novedoso, ni tampoco antiguo. Así es como noto la mirada crítica de quien pueda en algún momento llegar a pinchar en el enlace para leer sobre las bondades de un disco que ciertamente pasó sin pena ni gloria la temporada pasada, pero... las cosas vienen así. Y no andaré de listillo que fui el primero en no meter el disco entre mis mejores del año, como a muchos otros las primeras escuchas no cuajaron como deben. Ha sido de improvisto y como quien no quiere la cosa, que de tener ganas de escuchar su voz sin más, ha pasado ahora mismo a ser uno de mis preferidos de la cantautora yanqui y cerca de los zorros, ahí es nada.

A nadie voy a intentar engañar (y además os evitaré que me lo recordéis en comentarios), es fácil nombrar Blacklisted y The Tigers Have Spoken como LP's mejor recordados, época de chica guapa y cool del nuevo alt-country, también que Fox Confessor Brings the Flood es su POM, premisas incuestionables. Pero si que me atrevería a afirmar con descaro que pese a su menor bombo y platillo con respecto a Middle Cyclone, este disco de título largo y difícil de recordar me parece bastante mejor en muchos aspectos que el mentado anteriormente.

Pero vamos con The Worse Things Get, The Harder I Fight, The Harder I Fight, The More I Love, un disco para quienes aman la buena música aunque no cale a la primera, que si además te gusta su voz y esos fraseos situados a medio camino entre el brit-folk y el country más arcaico, junto al tratamiento y cuidado de la producción, pues este disco tiene que gustarte mucho. Con el valor añadido que siempre hay en los discos de Neko Case por sus colaboradores de lujo (al igual que suele colaborar con quien se tercie pues a Case se la quiere mucho y ella corresponde dándolo todo), aquí por nombrar además músicos de estudio de quitarse el sombrero y compañeros en The New Pornographers, tenemos algunos más conocidos, Marc Ribot, Jim James y M. Ward, nadie toma el protagonismo en ningún momento, todos al servicio de la Case, aunque sólo sea para su apoyo moral en unos coros, teclados o guitarra.


Y como decía, ya no hay avance ni evolución que valga, mi Neko Case ya no necesita de ese tipo de espectativas, tiene un estilo propio a la hora de encarar cada canción, y en esas que este disco me gana con sus nuevos medios tiempos que son como los de siempre, desde el principio con Wild Creatures, y ese fraseo que derrite al más y al menos pintado, Night Still Comes me parece digna del mejor disco junto a Margaret vs Pauline, añadamos la preciosa y acústica I'm From Nowhere, que si algo tiene este disco no es menos que cualquier otro, incluso a capela a la Sandy Denny en Nearly Midnight, Honolulu, haciendo crugir las guitarras en Man hasta tal punto que puede llegar a descolocar pero que finalmente encaja en todo este mapa emocional, que junto a City Swan y Bracing For Sunday podrían perfectamente pertenecer al repertorio de los nuevos pornógrafos, ¿por que no?, definitivamente se gana el título de gran crooner de nuestros tiempos y me remata con sus tonadas menos típicas como el sueve pop Afraid, uff, me puede esta voz, fraseos de derretir al personal, y Local Girl es una de esas canciones que a los Sadies les hubiera gustado tocar junto a Case, también es capaz de crear una atmósfera etérea muy David Lynch (imágenes siempre recurrentes en su discografía) en Where Did I Leave That Fire sin irse por las ramas. Y oigan, hasta el final, que ese Ragtime que cierra el disco me parece una de las mejores canciones de su repertorio, al menos de los que más disfruto, me hace querer escuchar ya su próximo disco.

Matices todos que no servirían de nada si no vinieran acompañados de mucha verdad, su verdad, un volcado total de su propias vivencias a cada surco y a cada verso, uno de esos discos que más que buscar un público ó simplemente intentar contentar a la parroquia como el notable anterior disco, al menos eso me pareció a mi, aquí denota la fuerza que busca zafarse de la nube negra a golpe de perseverancia, y donde puede sentirse el querer encajar importantes pérdidas y baches vitales. La voz de Neko Case suena como nunca, perfecta, o como siempre, perfecta, y en conjunto todo suena con empaque y al detalle, podría añadirse que es irregular en un sentido nada negativo, baladas, medios tiempos y más guitarreras. Y aunque no pareció merecer mucha atención la pasada campaña, sin lugar a dudas para mi Neko Case hace tiempo que pasó a ese otro estadio fuera de escenas, su música ya es todo un lenguaje propio que sólo puede traernos grandes canciones a cada nueva referencia y esta no iba a ser menos, a día de hoy me ha derrumbado. Cuando peor vienen las cosas, con mayor determinación lucho, y cuando más lucho, soy capaz de amar mucho más, nada gratuita, ahí dejo la consigna de este gran disco.


Publicar un comentario

6 Comentarios

  1. Yo sí que lo escuché bastante el año pasado y me cautivó. A dado un giro de timón a sus sonido que le permite acercarse a otros terrenos y no le sientan nada mal. Tiene un talento descomunal, una banda realmente buena (exactamente la misma que acompaña a Jakob Dylan) y un directo... lo pude vivir en mis carnes, en Madrid dio todo un recital, yo estaba flotando y tiene una de las voces más bellas y perfectas que he podido escuchar en vivo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Qué voz tan chula, Chals. No conocía a Neko, pero me has animado a escuchar este trabajo. Muy bueno el enlace. Un abrazo, querido. Sabes que se te aprecia.

    ResponderEliminar
  3. Gran disco es más me parce superior a muchos de su discografia tal vez por querer salir de cierto encasillamiento.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mas esta Neko que la anterior. En Madrid dio un gran concierto que no hizo sino reafirmar lo que venia en este disco. Esos coros, esas canciones ... desde luego que tenia que haber estado en esa lista de 2013 :-)

    ResponderEliminar
  5. Para uno que como yo devora todo lo que tiene realción cercana o lejana con THE NEW PORNOGRAPHERS, lo que viene haciendo Neko Case en solitario es de obligada escucha.
    Me la perdí en el PS el pasado año y tenía la firme intención de verla a finales del año pasado en su visita a Barcelona; mi hospitalización me lo impidió cachis!! Pero a mi este disco pese a ser más rocoso y esquivo que mi preferido "Middle Cyclone", me encanta. Y es simplemente por eso, porque es un disco para masticarlo y saborearlo con muchas escuchas. De esos que nunca están de moda y por eso, nunca pasan de moda.

    Monumental reseña amigo!!

    ResponderEliminar