Pasión no es palabra cualquiera. Epifanías de Rock&Soul por Joserra Rodrigo


Cuando recibí el libro no pude evitar que unas lagrimillas recorrieran mi mejilla, que emoción!. Y la verdad, no sabría expresar correctamente en formato "reseña al uso" lo que significa este libro porque sencillamente para mí estas páginas son más que un libro. 

Primero, admito, porque aún no me he leído todos los capítulos, pués me gusta encontrar el momento idóneo y apropiado al que dar la pausa a la vida, parar el tiempo para la lectura sosegada y aleatoria del libro, saborearlo y acompañarlo por las canciones que relata. Segundo porque para mí desde el primer momento más que un libro sobre música estos relatos son cuentos fantásticos donde la música es la magia que hace de este mundo un lugar en el que querer vivir, hay en sus páginas mucha esperanza y confianza ciega en los demás, algo tan necesario en este mundo. Y os diré una cosa, pasa igual que con las canciones de los Kinks, y es que para mí muchos de estos relatos tienen diversas lecturas, la más profunda que se esconde entre líneas  y la que a los peques tanto encanta por su melodía afable y adictiva. Sin ir más lejos uno de estos relatos "La partida de parchís" se ha convertido en la fábula favorita de mi hijo, la historia con la que muchas noches se va a dormir con una sonrisa de oreja a oreja, y no es para menos pués historias entrañables como ésta protagonizada por el Let It Be de los Beatles suenan, leídas, como el chisporrotéo de la leña al cobijo de la chimenea en invierno, o como el efecto cálido de esas mantas pesadas con las que nos arropaban de pequeños nuestras madres. Y a la vez ahí está presente la pérdida de la inocencia representada en esas canciones perfectas de unos beatles que ya ni se hablaban. En estas páginas también encontraremos escapes para afrontar la pérdida de seres queridos y hacer que siempre vivan en nuestras canciones predilectas, y de como muchas veces se puede sobrevivir ante el caos y la confusión si uno se aferra a una buena canción tal que un bote salvavidas, y porque desde ahora, siempre será preferible "estar essence" que caer en la tristeza más profunda. No. En estas páginas no se encontraran todos esos discos y canciones que se espera de una lista de lo mejor de tal o de cuál historia. No se trata de eso.

Se trata de defender a capa y espada esa máxima que siempre nos ha inculcado Joserra desde aquellos mágicos años del auge del bloguerío y que da título al libro, entre otras como "Soul is the answer", con denominaciones propias como "POM" (puta obra maestra) que ya nos pertenecen. Que fantástico título para condensar y sintetizar todo aquello que debe significar dedicarse a la música, desde quienes escribimos como si nos fuera la vida en ello, hasta quienes se suben a un escenario a dejárselo todo, y pasando por supuesto por todos aquellos a los que los ojos aún se nos iluminan con el formato físico. 

Los clásicos intocables también están, no precisamente con sus obras consagradas o mejor dicho las más conocidas, también esos nuevos artistas capaces de hacernos llegar al orgasmo musical porque nunca hay que desfallecer ante el nuevo hallazgo y la nueva novedad perfecta, queda mucho oro por encontrar. Todo ello está en estas páginas repletas de relatos en un tono confesional, con su escritura automática y visceral depurada para la ocasión pero sin perder un ápice de la esencia canónica de su blog Rockandrodriland. 

Me encantan las ilustraciones de Cayetana Alvarez porque son como traducciones a dibujo de los textos de Joserra, donde la esencia permanece aún cuando no reproduce la perfección de la realidad, sinó algo mucho mejor: la fantasía rock. En el libro podremos encontrar otras partes diferenciadas, fantásticas playlists, las gemas soul más significativas para nuestro autor y la colección de canciones de El Paisaje con "una melancolía eufórica y curativa" como hilo conductor. También recuerdos sentidos y certeros de los artistas que nos han ido dejando durante los últimos años en textos que sintetizan mejor que mil wikipedias lo que cada artista ha significado para la música que amamos, y todo ésto entre muchos otros tesoros escondidos entre sus páginas que no voy a desvelar.

Pasión no es palabra cualquiera no es un libro sobre música al uso, es más una carta de amor a la música que mostrará a quien se acerque a su lectura que significa amar las canciones sobre todas las cosas y divinizar a todos esos artistas que hacen que este camino sea más ligero compartiendo cargas y alegrías, e integrar esta pasión por la música en la vida cotidiana haciendo de ella la batalla épica jamás contada. Joserra sabe como pocos, y así lo cuenta siempre, que la música une a las personas, que si amas la música hay que ir a los conciertos como máxima actitud vital, y siempre con la honestidad por bandera y el darlo todo sin esperar nada a cambio.  Hay mucha sabiduría y mucho amor por la música en estas páginas.

Uno de los mayores acontecimientos de los últimos tiempos para el que aquí os escribe. Joserra is the answer.

  

Publicar un comentario

3 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con tus opiniones Chals. Se trata de una auténtica carta de amor a la música, a sus protagonistas elegidos, entre los cuales muchos coinciden con los nuestros, y a su familia, a sus entornos y a sus amigos, compañeros de tantas vivencias compartidas y soñadas.
    Enhorabuena por tan excelente texto.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier, me alegra compartir estas opiniones contigo. Esta pasión que nos ha llevado a conocernos a muchos más allá de la blogosfera. Saludos y abrazos

      Eliminar
  2. Hablaba el otro dia con un amigo en Granada y me decia que no hay nada de mentira ahí .... que pasion es lo que destila el libro y tambien la persona y que eso es realmente lo esencial y lo diferente de este ejercicio. Estoy encantado con el libro ... aunque tampoco me lo he acabado aun (confieso)

    ResponderEliminar