Forever Young - Discos 2018


Necesitaba hacer una lista como ésta. Que me perdonen quienes tengan más de 60 años si se sienten ofendidos al no formar parte de una lista más general junto a generaciones más jóvenes (alguno de ellos si que estará en la general), pero es que me mueve el respeto y la admiración más que cualquier otro motivo discriminatorio al dedicar una lista exclusiva a quienes ya cuentan con más de tres décadas encima de los escenarios. 

El mundo de la música se hace mayor y es algo que no me parece preocupante a tenor de la gran calidad que atesoran estos grandes artistas (empero, todos mayores de 60 años) que hoy he traído a esta lista. Me preocupa más que por debajo no se vayan consolidando las nuevas generaciones y no por la escasez de propuestas, más porque se puedan ganar la vida con ello como es el caso de estos veteranos de la música.

En todo caso, que les quiten 'lo bailao' como suele decirse, con la suerte para nosotros de que aunque ya no tengan nada que demostrar algunos de los artistas más veteranos de la actualidad han entregado este 2018 algunos de los mejores discos y además con una variedad para todos los gustos y colores, rock, country, soul, folk, pop. Igualmente no tienen porque acusar los achaques, es más, la calidad y la intensidad de alguno de ellos supera con creces a muchos de los jóvenes que aparecen en las portadas de las revistas más cool. Ah! El orden? pués a ver, sólo tengo claro que Richard Thompson y Charles Lloyd encabezan la lista, por lo demás elijan ustedes.


 Richard Thompson - 13 Rivers
La tan manida frase "Los años no pasen en balde" no tiene ningún sentido con Richard Thompson que con 13 Rivers ha entregado a estas alturas uno de sus mejores discos con rigor guitarrero y sobrada solvencia. Ya quisieran muchos de los mozalvetes del rock alcanzar este grado de calidad. 
   

Charles Lloyd & The Marvels + Lucinda Williams - Vanished Gardens
No esperaba tan gran disco, y lo mejor es que mi devoción por Lucinda Williams me ha descubierto a un artista enorme con una discografía repleta de tesoros. Por lo que respecta a Vanished gardens logra mostrar con total claridad que los lazos que unen la americana y el jazz son más que evidentes de lo que yo pensaba. Gran trabajo del combo. Una exquisitez.

Paul McCartney - Egypt Station
Me sorprende que a estas alturas de la película el ex-beatle continúe levantando verdaderas humaredas de polvo entre los sibaritas de la música, un disco que ha sido beneficieario de una gran campaña de marketing y en consecuencia una gran aceptación popular, no lo niego, pero mandagas extramusicales a parte, si es por las canciones y el resultado, este disco me parece el más inspirado de Paul McCartney en muchos años, y lo que me está haciendo disfrutar.

Graham Parker - Cloud Symbols
Entre sus discos se encuentran algunos de los clásicos del rock & soul americano, es un grande aunque sea uno de los artistas más infravalorados en esa segunda divisón de lujo que comparte con otros de su condición como Willy DeVille y Elliott Murphy. Hace pocos años regresaba a la carga demostrando que aún le quedaban algunas cosas que decir, y diría que de esta nueva juventud este disco es el mejor y el más inspirado. Alegre y bailongo.

John Prine - The Tree of Forgiveness
A cualquiera que le gusten las American Recordings de Johnny Cash este disco le va a encantar. John Prine entrega una colección de canciones sublimes de una emotividad enorme, otro de los grandes a la sombra del éxito que tiene una discografía a descubrir. Dice Dylan que junto a Gordon Lightfood es uno de sus cantautores favoritos, por algo será. Escuchad este disco y lo entederéis mejor. Muy recomendable.

The Jayhawks - Back Roads and Abandoned Motels
Lo sé, yo mismo he dudado a la hora de meter este disco entre los veteranos, porque a poco que te adentres en él, sus melodías perfectas, su dulzor delicatessen y sus canciones de estribillos perfectos no dan la sensación de que nazcan de un artista de más de sesenta años, y es que con este disco el grupo de Louris me ha vuelto a emocionar como hacía en tiempos pretéritos. Compararlo con sus grandes obras de los 90 es tontería, pero sin duda este disco está a la altura de Sound Of Lies y Rainy Day Music. Precioso, perfecto.

Paul Kelly - Nature
Ha sido la última incorporación a esta lista, y todo porque mi amigo Joserra sugirió que de los tres poles, el de Kelly era el mejor disco. Y no le quito la razón. Y es que este australiano no muy conocido por las audiencias más generales no suele fallar casi nunca. En este Nature entrega una colección de canción a la altura de su discografía. Muy recomendable. 

Marc Ribot - Songs Of Resistance
Marc Ribot se ha forjado un nombre a la sombra de los grandes, él fue el carácter de los años de gloria del de Pomona, las cosas como son. Pero lejos de acomodarse en territorios que además le darían más rédito, su camino se bifurca de la popularidad a la altura del compromiso social y la experimentación musical. En este disco su pretensión fue sacar las canciones que le hubiera gustado tener a mano el fatídico día que Trump ganó las elecciones. Y lo hace con total maestría sacando a relucir su querencia hacia la fusión, el jazz avantgarde y el folk más tradicional. Un fenómeno.

Alejandro Escovedo + Don Antonio - The Crossing
Me da la sensación que este disco ha pasado este año con más pena que gloria, una lástima a tenor de la calidad que contiene. Avalado por tres décadas de gran discos y considerado uno de los baluartes del mejor rock americano en teimpo, The Crossing lo trae de vuelta con un mensaje claro en contra de los prejuicios raciales desde el punto de vista de un inmigrante, y junto a los italianos Don Antonio consigue devolver su alt-country por senderos más guitarreros. Un gran disco que nadie debería perderse.

Paul Weller - True Meanings
No soy un incondicional de Paul Weller, ni por caasualidad me gusta casi todo lo que ha hecho. De Wild Wood, Stanley Roads y 22 Dreams no me saques. Pero aaaaah! que exquisitez de disco se ha sacado de la manga, una auténtica delicatessen que no se parece a nada de lo que ha hecho, dicen que si cercano a Nick Drake, y digo yo que lo dirán por inglés y por el talente confesional, en ccambio yo lo veo muy John Martyn, salvando todas las distancias. Un muy disco del modfather que me gana en estas distancias cortas. 

 Joan Baez - Whistle Down The Wind
Adoro a Joan Baez, una de las grandes por derecho propio, el espíritu del Greenwich Village, una grande que supo llevar el folk añejo a las nuevas generaciones. Y este disco sin ser una obra maestra ni mucho menos, me encanta, el disco que según ha avisado será el último que grabe. Ella como siempre tan despierta sabe elegir que canciones vale la pena revisar y traera su terreno, Josh Ritter, Tom Waits, Joe Henry, elecciones todas buenas y no muy conocidas en una producción sencilla y directa que le va a las mil maravillas.

Ry Cooder - The Prodigal Son
Nos está mal acostumbrando a la genialidad pués lleva una racha desde que volviera a la carga con Chávez Ravine y hasta la fecha a tildar de obras maestras de su género. Ry Cooder es el listillo de la tradición americana que además ha sabido romper barreras musicales y culturales. En The Prodigal Son vuelve a entregarnos un disco de sobresaliente que a nadie que deambule por estos derroteros se le puede pasar aunque en su mayor parte se traten de versiones. Suave y tranquilo y sin dejarse sus habituales aguijonazos de temática social. Un grande.

John Hiatt - The Eclipse Sessions
Un favorito que nunca falla. Este disco es imprescindible del año en curso. Una nueva demostración de que en esto del rock americano él debería ser el jefe. Un disco con letras de carácter más íntimo pero que no deja atrás una mirada hacia todo lo que le rodea y perturba, canciones que entran a la primera y que pasan en un suspiro. la producción es exquisita en el sentido de que no se hace notar, orgánico y casi grabado en directo con su banda. No se lo pierdan.

Elvis Costello and The Imposters - Look Now
Otro que no va descalzo. La verdad es que no soy de la parroquia costellera, hace pocos años que me he adentrado en su obra y no me gusta todo. Yo soy de su vertiente más crooner y de su acercamiento al rock en su forma americana más tranquila. King Of America es mi disco, otros como Imperial Bedroom me seducen sobremanera. Así que este disco me encanta. Llaman la atención sus detallistas arreglos y las canciones que se trae entre manos son de auténtica delicatessen. Un disco en el que saca a relucir sus tablas interpretativas ayudado por unos Imposters en estado de gracia.

    Publicar un comentario

    8 Comentarios

    1. Mola la lista, mola el criterio.
      Y son todos unos discazos sensacionales.

      Gracias.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Ya te digo Alberto, mucho nivel y todos de más de 60. Yo de mayor quiro ser como cualquiera de ellos.
        Gracias. Salut i abraçades mil.

        Eliminar
    2. Bueno amigo, que hay bastantes cosas que por tiempo o preferencias ni he pasado por encima es un hecho, pero me encanta que pese a nuestras coincidencias musicales nuestras listas sean tan distintas. Eso sig¡nifica que hay diversidad emocional y selectiva; no habría sino retroalimentación en nuestro criterio mutuo y personal.
      Se me acumula la faena pues. Mucha cosa para ampliar todavía el horizonte, y me alegra que así sea.
      SALUT I BONES FESTES

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Bueno compadre, aun me quedan un par de listas y creo que alguna coincidencia tendremos. A mi también se me acumula la faena je je je. Salut i abraçades mil.

        Eliminar
    3. Me encanta la arruga. Prine, Cooder, Escovedo, Parker, McCartney discazos todos. Ahora me tendre que poner con esos a los que no he prestado debida atencion ... Saludos

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Nuestros mayores envejecen a un muy alto nivel. Gracias por pasar.
        Salut i abraçades mil.

        Eliminar
    4. Especialmente satisfecho por la inclusión de Alejandro Escovedo, Ry Cooder , Elvis Costello y Graham Parker todos ellos grandes en su medida, atesorando en sus respectivas carreras unas obras, estas del 2018, que serán recordadas por su alta calidad. Del resto me apuntaría a Thompson, Prine, Weller y Hiatt. No he escuchado en su totalidad estos sus últimos discos. Son valores seguros, no cabe duda, y puede que tengan una posibilidad en la siempre grata repesca de lo no adquirido el año anterior. Me sorprende gratamente la inclusión de Baez y Marc Ribot. No soy muy de Macca, tampoco de Louris & cia (¡anatema sunt! ). De los dos restantes, Lloyd y Kelly, absolutamente pez.
      Excelente lista Chals.
      Feliz Navidad.
      JdG

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Javier, te recomiendo especialmente y a no tardar tu escuchar el disco de Charles Lloyd y Lucinda Williams, es una aunténtica exquisitez. Lo juro.
        Salut i abraçades mil

        Eliminar